¿Estás Buscando Exportar? 8 Reglas De Oro Para Tener Éxito En Un Nuevo Mercado

El proceso de exportación es un paso esencial para las empresas que desean expandir sus ventas al exterior, mejorar sus finanzas y crecer. Sin embargo, los errores pueden ocurrir debido a la falta de experiencia y conocimiento, cuestiones que pueden ser rectificadas por aquellos dispuestos a trabajar y planificar con anticipación. En cambio, al seguir estos pasos, podrás lograr un proceso de exportación exitoso.

1.- Conozca su potencial.

Uno de los aspectos más importantes en el proceso de exportación es analizar su capacidad interna para exportar a mercados extranjeros. Al igual que cualquier otro negocio, para exportar, necesita una preparación y esfuerzos extensos con anticipación, dedicación, y perseverancia para llevar a cabo cada paso del proceso. Es por eso que la autoevaluación de su capacidad de producción, finanzas y estrategia comercial, entre otras consideraciones, será estrictamente necesaria para dar un salto hacia un mercado exterior. Esto le brindará la oportunidad de mejorar las áreas problemáticas o complementar el conocimiento de su equipo con un mayor aprendizaje para que tenga todas las habilidades que necesita internamente.

  1. Analice el mercado.

Para comprender cómo ingresar a un nuevo mercado, es necesario que las empresas consideren las oportunidades y amenazas en ese mercado. La investigación de mercado es una herramienta vital para que las empresas tomen mejores decisiones, considerando factores económicos, políticos y culturales. Además, una investigación exhaustiva puede proporcionar información sobre el tiempo y el crecimiento de las ventas a nivel internacional, por lo que puede pronosticar tendencias, objetivos del proyecto y crear un plan más detallado.

  1. Planifique sus movimientos.

Debido a que está buscando desarrollar su negocio, es importante centrarse en cómo las exportaciones permiten la diversificación de riesgos frente a los mercados locales inestables y lo protegen contra los efectos de los problemas macroeconómicos. Sin embargo, debe tener una estrategia clara a través de la planificación previa para ingresar a nuevos mercados, considerando todos los aspectos de la venta y el mejor posicionamiento del producto. ¿Cuáles son sus plazos, objetivos, niveles de riesgos aceptables y posibles amenazas?, ¿Su empresa necesita adaptar sus productos?, ¿Qué trabajo hay que hacer para establecer una cadena de suministro o un plan de marketing para ese mercado? Todas estas preguntas deben responderse con suficiente anticipación.

  1. Prepárese para la demanda del mercado.

Además, otro aspecto a considerar es si su empresa tiene la capacidad de manejar el volumen de productos pedidos y sus entregas, de acuerdo con los requisitos del mercado internacional. Esto puede requerir mejorar su capacidad a través de más empleados, mayor producción, etc., o reducir su plan de entrada al mercado en consecuencia, entre otras opciones.

  1. Conozca las barreras comerciales internacionales.

Es esencial que el exportador esté informado sobre las regulaciones aduaneras en el mercado final. Esto podría ayudar a evitar sorpresas de última hora al momento de exportar la mercancía. Por lo general, las barreras comerciales internacionales de un producto suelen ser de dos tipos: técnicas o arancelarias. Debe conocer las reglamentaciones, los detalles de las tarifas, así como los procedimientos de importación del nuevo mercado antes de exportar un solo artículo.

  1. Abra su mente para negociar contratos y pagos.

Antes de llevar a cabo una operación, el exportador debe negociar las condiciones y formas de pago. Podría ser a través de contratos internacionales, que incluyan cláusulas claras que especifican las responsabilidades de las partes involucradas. Por lo general, el uso de los INCOTERMS se considera en este punto, que son términos estandarizados que se utilizan en los contratos internacionales de compra-venta que sirven para determinar las responsabilidades. Además, hay otros documentos importantes, como un pedido en firme, una factura, una guía de carga, cartas de crédito y otros documentos tradicionales.

  1. No olvide las prácticas legales.

La legislación de un país extranjero es importante a tener en cuenta en el proceso de entrada al mercado porque el exportador podría encontrarse con varias leyes y regulaciones desconocidas. Las empresas necesitan encontrar información suficiente, como convenciones internacionales, tratados y normas internacionales. Esto puede ayudar a su capacidad de operar con éxito en los mercados extranjeros. Por otro lado, los exportadores también pueden encontrar disputas con agentes de clientes o distribuidores y acreedores. Es importante comprender sus derechos legales como exportador, así como tener suficiente información para resolver disputas mientras intenta vender productos o servicios en un mercado extranjero.

  1. Sumérgete en tu mercado objetivo.

Finalmente, las barreras culturales y de idioma no deben subestimarse. Las costumbres y expectativas en el comercio internacional pueden variar mucho de un país a otro. Por esta razón, los exportadores deben tener profesionales que conozcan el idioma local, la cultura y la forma de hacer negocios. También debe comprender que los diversos elementos influirán en el proceso de negociación, por ejemplo, la naturaleza del contrato, los intereses económicos de las partes, incluidos los tipos de cambio de divisas, la experiencia de cada parte y la capacidad persuasiva de todas las partes involucradas.

About the author: admin9